Según investigaciones científicas se ha comprobado que el uso del co2 podría ser una buena alternativa médica para aquellas heridas crónicas de difícil tratamiento ya que actuaría de manera ventajosa estimulando y acelerando el proceso de cicatrización.

La cicatrización es un proceso natural que posee el cuerpo para regenerar los tejidos de la dermis y epidermis que han sufrido una herida. Cuando una persona posee una herida en el proceso de recuperación se llevan a cabo una serie de complejos fenómenos bioquímicos que se suceden para reparar el daño. Éstos fenómenos se subdividen en varias fases: inflamatoria, proliferativa y de remodelación.

Cuando se ha  detenido  la fase inflamatoria debido a un disbalance entre los factores de crecimiento y proteasas (enzimas) se producen, las heridas crónicas. La causa por la que una herida se vuelve crónica es multifactorial. Un factor importante es cuando la tensión de oxigeno se halla por debajo de los 40mmHg, se enlentece la producción de colágeno, ya que este es el valor mínimo para la hidroxilacion de prolina y lisina (aminoácidos importantes y necesarios en la síntesis de colágeno).

Se ha comprobado  la efectividad del co2 en el fenómeno de la cicatrización a través de varios mecanismos: estimula la micro circulación en el tejido por inducción de la angiogénesis (formación de varios vasos sanguíneos), formación y recambio del colágeno y la elastina, elementos indispensables para una buena cicatrización. Al mismo tiempo el aumento de la tensión de co2 estimula a los macrófagos para que produzcan y secreten factores angiogénicos.

La angiogénesis es el proceso fisiológico que consiste en la formación de vasos sanguíneos nuevos a partir de los vasos preexistentes, por medio de la secreción de varios factores del crecimiento, por ejemplo el factor de crecimiento endotelial vascular, el TGF beta, angiotensina, las prostaglandinas, la bradiquinina y la endotelina, el co2 ayuda estimulando la secreción de estos factores de crecimiento.

El colágeno y la elastina son elementos fundamentales  de la dermis, en las heridas crónicas las células de la piel se dividen más lentamente, la perfusión inadecuada de los tejidos o la isquemia aumentan el riesgo de infección de la herida, ya que el oxigeno es esencial para que los leucocitos destruyan las bacterias y se estimule la síntesis de fibroblastos. El co2 ayuda a mejorar la oxigenación del tejido, a través de la formación de nuevos vasos se irriga mejor el área  dañada, pero a la vez  estimula  mayor transporte de  oxigeno por la hemoglobina hacia estos tejidos.

Por lo tanto, el co2 actuaria  estimulando la producción de varios factores que intervienen de manera positiva en el proceso de  cicatrización, acelerando la misma, de los cuales muchos están inhibidos en las heridas crónicas y para  estos casos  carboxiterapia es  una  opción terapéutica valiosa que deberíamos considerar.

Bibliografía:

  • Consenso sobre cicatrización de heridas: Sociedad Argentina de Dermatología (2007-2008).
  • La carbossiterapia Vicenzo Varlaro-Scuola Internazionale Fatebene frateli di Roma.
  • Alberto Baldi y Alejandro G. Mladovan-Laboratorio de Patología Molecular
  • Instituto de Biología y Medicina Experimental-CONICET. Buenos Aires. Argentina.
  • Principios físicos del intercambio gaseoso; difusión del oxigeno y del dióxido de carbono a través de la membrana respiratoria-Fisiología – Gyton.
  • Colágeno: http://www.iqb.es/monografia/fichas/ficha036.htm
About the Author


Investigadora y médico endocrinóloga es ponente en congresos y seminarios donde difunde los últimos descubrimientos y técnicas de aplicación del CO2.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.