Esta es una pregunta frecuente que recibimos en la primera consulta, los médicos que nos dedicamos a realizar este procedimiento.  Se vuelve necesario entonces hacer algunas aclaraciones puntuales.

Carboxiterapia es una técnica médica por definición, entonces está sobreentendido que debe ser realizado el procedimiento por un médico, que haya sido entrenado en la técnica.  El efecto  de carboxiterapia sobre el tejido graso ha sido demostrado en varios trabajos científicos que, aunque pequeños, han sido categóricos en sus resultados, uno de los más relevantes trabajos es el de Dr. Cesare Brandi, en Italia.

En el año 2011, quedó también verificado que el efecto de carboxiterapia  se da a nivel de tejido muscular, donde se activa la función de beta-oxidación de ácidos grasos, razón por la cual se puede ver reducción de tejido graso con la técnica.

Sin embargo, es imperioso recalcar que este proceso se da de forma localizada, es decir, si se aplica carboxiterapia en abdomen es en esta área donde se conseguirá el efecto y no en otra parte del cuerpo. Por eso es preciso establecer antes de cada tratamiento el área a tratar.

El peso corporal es la resultante de las calorías ingeridas menos las calorías gastadas. Si la resultante es negativa, perderemos peso, si la resultante es positiva, ganaremos peso.  La única forma natural de perder peso es haciendo una alimentación saludable baja en carbohidratos y grasas y con las necesidades adecuadas de proteínas y fibra, y estimular la quema de los depósitos de grasa con ejercicio físico.

Carboxiterapia puede contribuir a desaparecer esa grasa localizada sea en abdomen, espalda o caderas  que el ejercicio no puede manejar con celeridad y también ayuda a mejorar la piel al combatir la flacidez. Luego de la sesión de carboxiterapia, la piel lucirá más lustrosa, hidratada y firme, y la grasa localizada irá desapareciendo poco a poco.

Dado que el efecto de carboxiterapia es natural y ha sido comparado con el del ejercicio pero en forma localizada, el efecto se logra en varias sesiones, y depende de la respuesta de cada paciente.

Para concluir, carboxiterapia es una técnica que puede participar en el proceso de pérdida de peso, ayudando con la grasa localizada y con la flacidez de piel, pero no es un tratamiento para pérdida de peso en sí.  Si desea perder peso, consulte con un clínico especialista en el tema, y si decide por carboxiterapia para reducir medidas busque un médico entrenado.

About the Author


Investigadora y médico endocrinóloga es ponente en congresos y seminarios donde difunde los últimos descubrimientos y técnicas de aplicación del CO2.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.